Continua la alerta por dos plagas que atacan el café y la soja

roya-del-cafe

El gusano Helicoverpa y el hongo de la Roya del café, son las plagas que más preocupan a productores de soja en el Cono Sur y a caficultores en Centroamérica.

La temporada de soja 2014-2015 que se recolecta en este momento en Brasil, es un reflejo de una experiencia de dos años en el control de la Helicoverpa, en la que han sido fundamentales el control con insecticidas y el Manejo Integrado de Plagas. Esta temporada, además de tener la amenaza de la Helicoverpa, registra retrasos por condiciones climáticas desfavorables: la principal zona productora de soja en Brasil, centro-oeste, sufrió de hidroestrés, por lo cual la Compañía Nacional de Abastecimiento de Brasil (Conab) pronosticó un baja en el rendimiento de 10 a 13%, que se compensará por un mejor rendimiento de la zona sur.

La presencia de Helicoverpa Armigera encendió las alarmas en Brasil, Argentina y Paraguay cuando se detectó en cultivos de soja, algodón y maíz en 2013. Ese mismo año, Brasil decretó emergencia cuarentenaria A1, y declaró esta plaga de alto riesgo debido a los daños económicos ocasionados. La Helicoverpa también ha atacado cultivos de trigo, avena, cebada, girasol, tomate, sorgo, chía, poroto, cítricos y malezas.

Cabe destacar la experiencia de Brasil en relación a aplacar los efectos de la Helicoverpa. Según el informe The old world bollworm in the neotropical region: the experience of brazilian growers with helicoverpa armigera, es crucial enfatizar que el éxito del Manejo Integrado de Plagas en este país dependió de una correcta adopción de estrategias de control en el mejor tiempo posible, basadas en umbrales económicos y en una apropiada identificación de la plaga.

De esta manera, durante la segunda temporada (2013/2014), se dio un trabajo colaborativo entre productores, instituciones de investigación, universidades, gobierno y otros contribuyentes; además, diferentes insecticidas fueron registrados y recomendados, y se adoptó el control biológico de agentes como el baculovirus, por ejemplo, que fue importado de países como Australia. Igualmente, el gobierno brasilero, por medio de instituciones como Embrapa, estableció una amplia fuerza de trabajo para la capacitación de los productores en temas de identificación y control de la plaga.

Roya del Cafeto (Hemileia vastatrix)

En Centroamérica dos años de control de la roya del cafeto auguran una temporada 2014 – 2015 muy positiva, especialmente para Costa Rica, Honduras y Guatemala. La recuperación de la productividad del cultivo se logró con la renovación de cafetales, podas y fertilización adecuadas. Sin embargo, en El Salvador la infestación de la roya afecta a 13 de los 14 departamentos del país, por ello el plan de renovación de cafetales es ejecutado en este momento. Situación similar experimenta Nicaragua, en donde el hongo afecta a pequeños productores y cuyo plan de renovación de cafetales comenzará en los próximos meses. En El Salvador y Nicaragua la infestación del hongo en 2014 aumentó como resultado de diversos factores como condiciones climáticas poco favorables, malas prácticas agronómicas y menor inversión para el adecuado mantenimiento de los cultivos.

Según estimaciones de la Organización Internacional del Café –OIC–, en la campaña 2012-2013 la roya provocó pérdidas cercanas a los US$550 millones en Centroamérica y la disminución de 441.000 empleos, asimismo el Organismo Internacional Regional de Sanidad Agropecuaria (OIRSA) informó que se registraron afectaciones de este brote desde México hasta Colombia.

Ante este complejo panorama, el Ministerio de Agricultura de Costa Rica administró un fideicomiso cafetero de $40 millones de dólares para atender los cultivos afectados, luego de que en 2013 se decretara en este país la emergencia por roya del café, facultando a instituciones públicas o privadas aportar recursos económicos y otro tipo de ayuda al Servicio Fitosanitario del Estado. Por su parte, el gobierno de Nicaragua propuso la creación de una comisión nacional para el desarrollo de un plan a mediano plazo encaminado a reactivar la caficultura, luego de los estragos causados por la roya, que afectó el 28% de su cosecha en el periodo 2013-2014.

Por otro lado, México producirá hasta 18% menos café en el ciclo 2014/15 a causa del prolongado efecto de este hongo, según la Asociación Amecafé, quien agregó que la producción sería entre 3.2 y 3.4 millones de sacos de 60 kilos, abajo de los 3.9 millones de sacos producidos en el ciclo previo.

Tal ha sido el efecto negativo sobre la economía de este sector en México y Centro América que la cooperación internacional e interinstitucional ha avanzado en la implementación de estrategias que mitiguen el impacto del hongo; ejemplo de ello es el sistema de Información SATCAFÉ, un portal web y aplicación móvil, presentado por la FAO, que permiten registrar, monitorear y mantener información sobre la incidencia de esta plaga, al igual que de la broca, en la región.

De acuerdo al Informe Especial Centro América publicado por la Famine Early Warning Systems Netwrok –FEWS NET–, el Consejo Agropecuario Centroamericano –CAC– y el Programa Cooperativo Regional para el Desarrollo Tecnológico y Modernización de la Caficultura –Promecafé–, el tamaño de la cosecha 2014/15 dependerá de la habilidad de los productores para realizar un manejo efectivo de plantación.

Agricultores, agrónomos, fitopatólogos, autoridades fitosanitarias y la industria agroquímica continúan en alerta para controlar y mitigar el impacto socioeconómico de estas plagas y enfermedades. En 2015 es indispensable redoblar los esfuerzos para motivar a los agricultores a implementar planes de Manejo Integrado de Plagas, MIP; promover la rotación de cultivos y utilizar adecuadamente semillas, fertilizantes y plaguicidas de última tecnología.

El gusano Helicoverpa y el hongo de la Roya del café, son las plagas que más preocupan a productores de soja en el Cono Sur y a caficultores en Centroamérica.

La temporada de soja 2014-2015 que se recolecta en este momento en Brasil, es un reflejo de una experiencia de dos años en el control de la Helicoverpa, en la que han sido fundamentales el control con insecticidas y el Manejo Integrado de Plagas. Esta temporada, además de tener la amenaza de la Helicoverpa, registra retrasos por condiciones climáticas desfavorables: la principal zona productora de soja en Brasil, centro-oeste, sufrió de hidroestrés, por lo cual la Compañía Nacional de Abastecimiento de Brasil (Conab) pronosticó un baja en el rendimiento de 10 a 13%, que se compensará por un mejor rendimiento de la zona sur.

La presencia de Helicoverpa Armigera encendió las alarmas en Brasil, Argentina y Paraguay cuando se detectó en cultivos de soja, algodón y maíz en 2013. Ese mismo año, Brasil decretó emergencia cuarentenaria A1, y declaró esta plaga de alto riesgo debido a los daños económicos ocasionados. La Helicoverpa también ha atacado cultivos de trigo, avena, cebada, girasol, tomate, sorgo, chía, poroto, cítricos y malezas.

Cabe destacar la experiencia de Brasil en relación a aplacar los efectos de la Helicoverpa. Según el informe The old world bollworm in the neotropical region: the experience of brazilian growers with helicoverpa armigera, es crucial enfatizar que el éxito del Manejo Integrado de Plagas en este país dependió de una correcta adopción de estrategias de control en el mejor tiempo posible, basadas en umbrales económicos y en una apropiada identificación de la plaga.

De esta manera, durante la segunda temporada (2013/2014), se dio un trabajo colaborativo entre productores, instituciones de investigación, universidades, gobierno y otros contribuyentes; además, diferentes insecticidas fueron registrados y recomendados, y se adoptó el control biológico de agentes como el baculovirus, por ejemplo, que fue importado de países como Australia. Igualmente, el gobierno brasilero, por medio de instituciones como Embrapa, estableció una amplia fuerza de trabajo para la capacitación de los productores en temas de identificación y control de la plaga.

Roya del Cafeto (Hemileia vastatrix)

En Centroamérica dos años de control de la roya del cafeto auguran una temporada 2014 – 2015 muy positiva, especialmente para Costa Rica, Honduras y Guatemala. La recuperación de la productividad del cultivo se logró con la renovación de cafetales, podas y fertilización adecuadas. Sin embargo, en El Salvador la infestación de la roya afecta a 13 de los 14 departamentos del país, por ello el plan de renovación de cafetales es ejecutado en este momento. Situación similar experimenta Nicaragua, en donde el hongo afecta a pequeños productores y cuyo plan de renovación de cafetales comenzará en los próximos meses. En El Salvador y Nicaragua la infestación del hongo en 2014 aumentó como resultado de diversos factores como condiciones climáticas poco favorables, malas prácticas agronómicas y menor inversión para el adecuado mantenimiento de los cultivos.

Según estimaciones de la Organización Internacional del Café –OIC–, en la campaña 2012-2013 la roya provocó pérdidas cercanas a los US$550 millones en Centroamérica y la disminución de 441.000 empleos, asimismo el Organismo Internacional Regional de Sanidad Agropecuaria (OIRSA) informó que se registraron afectaciones de este brote desde México hasta Colombia.

Ante este complejo panorama, el Ministerio de Agricultura de Costa Rica administró un fideicomiso cafetero de $40 millones de dólares para atender los cultivos afectados, luego de que en 2013 se decretara en este país la emergencia por roya del café, facultando a instituciones públicas o privadas aportar recursos económicos y otro tipo de ayuda al Servicio Fitosanitario del Estado. Por su parte, el gobierno de Nicaragua propuso la creación de una comisión nacional para el desarrollo de un plan a mediano plazo encaminado a reactivar la caficultura, luego de los estragos causados por la roya, que afectó el 28% de su cosecha en el periodo 2013-2014.

Por otro lado, México producirá hasta 18% menos café en el ciclo 2014/15 a causa del prolongado efecto de este hongo, según la Asociación Amecafé, quien agregó que la producción sería entre 3.2 y 3.4 millones de sacos de 60 kilos, abajo de los 3.9 millones de sacos producidos en el ciclo previo.

Tal ha sido el efecto negativo sobre la economía de este sector en México y Centro América que la cooperación internacional e interinstitucional ha avanzado en la implementación de estrategias que mitiguen el impacto del hongo; ejemplo de ello es el sistema de Información SATCAFÉ, un portal web y aplicación móvil, presentado por la FAO, que permiten registrar, monitorear y mantener información sobre la incidencia de esta plaga, al igual que de la broca, en la región.

De acuerdo al Informe Especial Centro América publicado por la Famine Early Warning Systems Netwrok –FEWS NET–, el Consejo Agropecuario Centroamericano –CAC– y el Programa Cooperativo Regional para el Desarrollo Tecnológico y Modernización de la Caficultura –Promecafé–, el tamaño de la cosecha 2014/15 dependerá de la habilidad de los productores para realizar un manejo efectivo de plantación.

Agricultores, agrónomos, fitopatólogos, autoridades fitosanitarias y la industria agroquímica continúan en alerta para controlar y mitigar el impacto socioeconómico de estas plagas y enfermedades. En 2015 es indispensable redoblar los esfuerzos para motivar a los agricultores a implementar planes de Manejo Integrado de Plagas, MIP; promover la rotación de cultivos y utilizar adecuadamente semillas, fertilizantes y plaguicidas de última tecnología.

Ultimas noticias

Indicadores económicos

  • Dólar
    $ 2.919,01
    Bajo
  • Euro
    $ 3.241,00
    Bajo
  • Petróleo
    US$ 50,61 barril
    Subió
  • Café
    $ 815.000 carga
    Bajo
  • Cacao
    US$ 3.034 tonelada
    Subió
El Campo Interactua