La pesca de camarón aumenta el calentamiento global

camarones pesca

El biólogo Juan Eduardo Hernández, en un estudio que hizo para su tesis de maestría en Ciencias Biológicas en la Universidad Nacional, determinó que la pesca de camarón aumenta el calentamiento global debido a las largas faenas que deben realizar los pescadores para conseguir un volumen de peces suficiente y tener rentabilidad económica.

En este proceso, y debido a la sobreexplotación de camarones, los barcos dedicados a su pesca deben pasar más tiempo en altamar generando una mayor quema de diésel, de gas licuado de petróleo, hipoclorito de sodio y otros químicos inorgánicos, que contribuyen directamente al cambio climático. Según el biólogo, esta actividad produce además acidificación de los océanos, pesca incidental y deterioro de la capa de ozono.

Para realizar su trabajo de maestría, el joven investigador analizó cada etapa del ciclo vida del camarón silvestre que se pesca en el mar Caribe colombiano, y el cultivado en piscinas.

Detalles del estudio

En el estudio, se analizó el desempeño ambiental de los productos de camarón, para ello se empleó el enfoque del Análisis del Ciclo de Vida (ACV), herramienta metodológica que se utiliza para estimar y analizar los impactos ambientales potenciales asociados a cada una de las etapas que tiene una cadena de valor.

Para evaluar este impacto se consideró el método de evaluación ambiental Ecoindicator 99 (muy común en los estudios de productos alimenticios, pues permite presentar los resultados en un índice único después de calcular varios impactos ambientales individuales llamados eco-indicadores) y ocho impactos ambientales potenciales individuales: contribución al cambio climático (huella de carbono), demanda de energía acumulada, acidificación (grado de acidez), eutroficación (enriquecimiento de un ecosistema con nutrientes), toxicidad (humana, terrestre y acuática) y deterioro de ozono.

Así, los resultados señalaron que el cultivo en piscinas representa entre 83 % y 88 % del impacto total (asociado al uso de combustibles fósiles y al consumo de alimento balanceado), seguido de las etapas de transporte, procesamiento y larvicultura.

camarones barco

Reducir el consumo de diésel y mejorar la tasa de conversión alimentaria (la relación entre el alimento que se da a un grupo de animales y la ganancia de peso que tienen durante el periodo que lo consumen) se presentan como alternativas importantes para disminuir el impacto ambiental de los productos de camarón originados en Colombia, explican los investigadores.

También, proponen que los barcos camaroneros hagan uso de energía solar para movilizarse, esto haría más eficiente el proceso de transporte. Además, reduciría los gastos de combustible fósil y la implementación de redes que permitan el escape de los demás animales para reducir los niveles de pesca incidental.

camarones profesor uninacional

Camilo Bernardo García, profesor del Departamento de Biología de la U.N.

“Nos acercamos a las personas que tienen cultivos de camarón y a los pescadores para que nos contaran cómo son las faenas, cuánto tiempo tardan en el mar y cuánto combustible gastan en el proceso. Así pudimos cuantificar los insumos, los gastos energéticos y los impactos ecológicos”, menciona Camilo Bernardo García, profesor del Departamento de Biología de la U.N., quien también participó en la investigación.

Según el docente, estudios anteriores demostraron que pescar un kilo de camarón puede destruir hasta 12 kilos de los demás peces (caracoles, tortugas, estrellas de mar).

“Sacar un kilo de camarón de la naturaleza implica un impacto ecológico en la biodiversidad y en las redes tróficas. En ese sentido, podemos decir que la bandeja de camarón que se compra en el mercado afectó el medio ambiente”, indica.

Ultimas noticias

Indicadores económicos

  • Dólar
    $ 2.919,01
    Bajo
  • Euro
    $ 3.241,00
    Bajo
  • Petróleo
    US$ 50,61 barril
    Subió
  • Café
    $ 815.000 carga
    Bajo
  • Cacao
    US$ 3.034 tonelada
    Subió
El Campo Interactua