“Ley Zidres” es una realidad

ley zidres

Las Zonas de Interés de Desarrollo Rural, Económico y Social buscan transformar en lugares productivos áreas geográficas que se encuentren aisladas de los centros urbanos más significativos. De igual forma, las Zidres se enfocarán en sitios que demanden elevados costos de adaptación productiva por sus características agrológicas y climáticas, y que tengan baja densidad poblacional, presenten altos índices de pobreza o carezcan de infraestructura mínima para el transporte y la comercialización de los productos.

Las 7 millones de hectáreas que se van a habilitar gracias a la ley Zidres están repartidas en la Altillanura, Guajira, Urabá Chocoano y la Mojana, y se trata de zonas con una alta vocación agrícola pero que por distintas condiciones no se han podido desarrollar. Las zonas se usarán de manera eficiente, en armonía con el medio ambiente, para generar empleo digno al campo.

Los objetivos de la “Ley Zidres”

“Esta es la ley más audaz de nuestra historia para garantizar el desarrollo del campo. Iniciamos el camino para convertirnos en la despensa de alimentos del mundo”, fueron las palabras del presidente Juan Manuel Santos al sancionar la Ley Zidres en la localidad de Orocué, departamento de Casanare.

“Estamos haciendo una revolución en el campo con proyectos productivos, infraestructura y créditos a los campesinos. La paz también nos permitirá ponerla en marcha, para que millones de campesinos colombianos puedan realmente vivir dignamente y, al mismo tiempo, aportarle a la economía del país”, expresó el jefe del Estado.

La Ley Zidres pone a los pequeños y medianos campesinos en el centro del desarrollo agropecuario, con el Gobierno Nacional asumiendo los costos de la elaboración de los proyectos en esas zonas, apoyando a los campesinos en la gestión de créditos e impulsando iniciativas productivas de economía familiar.

“Pocos países en el mundo tienen el verdadero potencial para aumentar la producción de alimentos y Colombia es uno de ellos. Esta región, la Altillanura, por ejemplo, tiene la vocación de convertirse en una despensa ante el mundo”, explicó el Primer Mandatario.

Agregó que nunca se va a otorgar una Zidre sin dar pleno derecho a la propiedad a los campesinos, y los proyectos que vinculen a pequeños y medianos productores recibirán incentivos y estímulos.

“Si el proyecto es de pequeños y medianos empresarios, el Gobierno les compra la producción”, expresó el Primer Mandatario, al rechazar enfáticamente mitos en torno a la ley como aquel que dice que solo va a beneficiar a terratenientes o que permitirá a los ricos acumular más tierras.

Explicó que puede haber Zidres de solo campesinos y no es una obligación que haya asociación con empresarios. La ley Zidres no entrega propiedad de baldíos a grandes empresarios sino que les arrienda las tierras, pues el Estado mantiene su propiedad.

Ultimas noticias

Indicadores económicos

  • Dólar
    $ 2.919,01
    Bajo
  • Euro
    $ 3.241,00
    Bajo
  • Petróleo
    US$ 50,61 barril
    Subió
  • Café
    $ 815.000 carga
    Bajo
  • Cacao
    US$ 3.034 tonelada
    Subió
El Campo Interactua