Los encadenamientos productivos, clave para el desarrollo

andi

Los alimentos son el nuevo “oro verde” del mundo y Colombia podría convertirse en uno de los países con mayores posibilidades para cumplir con el reto de producir gran parte de los alimentos que la humanidad necesita en los próximos años.

Así lo explicó en Agroexpo 2015 el presidente de la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia, ANDI, Bruce Mac Master, pero advirtió que “esto solo se logrará en la medida en que gobierno, sector privado, academia y productores unan esfuerzos para rescatar al campo y se dote a los productores de infraestructura, asistencia técnica, acceso a crédito, tecnología y adecuada comercialización de sus productos”.

Al instalar el foro internacional de Agricultura Competitiva siglo XXI: Colombia sí es la alternativa, que organizó la Cámara Procultivos de la ANDI en el auditorio de Agroexpo, el alto dirigente gremial afirmó que Colombia tiene todas las posibilidades de convertirse en una potencia agroindustrial pues tiene lo más importante: tierras, gente y conocimiento. Pero aclaró que “se requiere hacerlo productiva y eficientemente”.

El evento que se llevó a cabo en Corferias contó con la presencia de más de con la presencia de más de  600 empresarios, dirigentes gremiales, productores, investigadores, autoridades oficiales y cinco conferencistas (productores agrícolas) invitados de Guatemala, México, Ecuador, Brasil, Costa Rica.

Mac Master dijo que el tema agrícola debe ser una prioridad nacional y sostuvo que a partir de este foro el debate será promovido por la ANDI porque consideró que el agro colombiano debe ser definitivamente uno de los pilares más importantes de nuestra economía, pues ha pasado a convertirse “en el sector de las grandes oportunidades”.

La agroindustria será la columna vertebral de la ANDI, dijo su Presidente Bruce Mac Master.

 

Recursos que no sabemos aprovechar

Por su parte, Edgardo Iglesias, presidente de la Cámara Procultivos de la ANDI, dijo que de cara a la demanda por alimentos que exige la humanidad para los próximos años, Colombia debe construir de inmediato un nuevo modelo de agricultura competitiva.

Este modelo, sostuvo, debe considerar la tecnología y la investigación como factores claves y el suelo y el agua como elementos esenciales que debemos aprovechar pero sabiendo manejarlos integralmente.

Explicó que sólo usamos el  24 por ciento de los suelos aptos para la agricultura y poseemos grandes cantidades de agua que no sabemos utilizar porque solo el 4 por ciento del país tiene riego, cuando otros regiones llegan a más del 40 por ciento.

Sostuvo que es necesario que el país agrícola mejore su investigación, haya más tecnología y más innovación para mejorar la productividad porque frente a países vecinos estamos por debajo en rendimientos, especialmente en cereales, lo cual deteriora el ingreso de los productores que requieren mejorar su rentabilidad.

Afirmó que contrario a lo que se esperaba, la actividad agrícola en Colombia ha reducido su participación en el Producto Interno Bruto al pasar del 8 al 6 por ciento, por eso solicitó acelerar el apoyo del gobierno hacia la agricultura nacional.

 

Las plagas, un desafío para el mundo

Al señalar los retos y desafíos que tienen los países latinos para desarrollar sus sectores agrarios, José Perdomo, presidente de Croplife Latinoamérica, dijo que uno de los mayores riesgos que deben enfrentar son “las plagas que ya están por todas partes”.

Dijo que, por ejemplo, la Roya del café en Centroamérica y la mosca de las frutas en los países fruticultores de Latinoamérica son dos plagas que demandan recursos por más de 600 millones de dólares cada año en controles.

Sostuvo que la demanda por alimentos que al igual que la población crecerá exponencialmente en los próximos años, obliga a los productores a ser muy innovadores y llamó la atención de los países desarrollados porque dijo son los que más desperdician comida. Al respecto señaló que con los alimentos que estos botan a la basura, se podría alimentar a más de dos millones de personas pobres.

Consideró que el cambio climático es otro de los grandes desafíos que tiene la humanidad y especialmente el sector agrario pues por sus efectos se estima se reducirá su producción entre un 8 y un 20 por ciento hacia 2030 y los más impactados serán los países pobres.

Abogó por aumentar los recursos para investigación y pidió a los gobiernos apoyar a los productores con la aplicación de nuevas tecnologías que permitan aumentar la productividad agrícola.

Explicó que sólo producimos 60 millones de hectáreas de las 1.500 millones que tiene la tierra, pero aun así no lo hacemos bien. Tampoco sabemos utilizar el agua.

Dijo que de acuerdo con las estadísticas América Latina y el Caribe, son las regiones que mayor progreso han mostrado en la reducción del hambre y consideró que ello se debe en gran parte al uso de agrotecnologías que han permitido aumentar la productividad en los campos.

Aseguró que el desafío de alimentar 9 mil millones de personas en las próximas tres décadas no es sólo de los agricultores, es de toda la humanidad.

Ultimas noticias

Indicadores económicos

  • Dólar
    $ 2.919,01
    Bajo
  • Euro
    $ 3.241,00
    Bajo
  • Petróleo
    US$ 50,61 barril
    Subió
  • Café
    $ 815.000 carga
    Bajo
  • Cacao
    US$ 3.034 tonelada
    Subió
El Campo Interactua