Título del río Naya, ejemplo de gestión

Incoder Naya

Su caminar es rápido pero tranquilo, usa turbante y manta de estampados africanos que identifica la tradición del pacífico colombiano, es una verdadera representante afrodescendiente y por consiguiente líder absoluta. Rosa Solís se ha convertido en referente de consulta en cuanto a los procesos de restitución de sus derechos a las comunidades negras en Colombia se trata.  Nacida en Guapí, Cauca, Rosita, como la conocen cariñosamente quienes con ella han tenido que compartir o confrontar sus ideales, no duda en afirmar que el proceso de titulación colectiva de 177.000 hectáreas al Consejo Comunitario de la Comunidad Negra del Río Naya constituye un caso emblemático de titulación, restitución y restablecimiento de derechos para quienes han sido afectados por el conflicto armado en Colombia.

Incoder Rosa celis 2

De acuerdo con esta líder, “el título del río Naya se ha convertido en un ejemplo de gestión, que desde la subgerencia de promoción, seguimiento y asuntos étnicos del Incoder se ha logrado avanzar de manera rápida en los últimos meses, permitiendo que se culmine una labor de reclamos emprendida hace 16 años por esta comunidad”. Rosa Solís esta convencida que este trabajo que ha permitido consolidar los procesos que se llevan para la titulación colectiva a comunidades negras, se debe a labor emprendida por un grupo humano que tiene experiencia en estos temas, y el cual espera se mantenga aun así el Incoder este en liquidación.“Ellos tienen el mapa de todos estos territorios en la cabeza y han logrado superar inconvenientes que antes no se había podido hacer. La información recolectada y el avance de estos procesos han generado confianza en todos nosotros por la labor realizada hasta el momento”, asegura doña Rosita, quien afirma que prueba de ello ha sido la culminación del largo litigio jurídico, 16 años, que sostuvo el Consejo Comunitario de la Comunidad Negra del Río Naya.

Titulo del río Naya, histórico fallo

Para los más de 16 mil habitantes del consejo comunitario de la comunidad negra del río Naya, la titulación de más de 177.000 hectáreas para su comunidad, significa el mayor logro para el reconocimiento de los derechos étnicos, culturales, territoriales, sociales, económicos y políticos de la población afro y el fortalecimiento de procesos organizativos como población asentada en ese territorio ancestralmente.

El proceso de titulación se logró a finales de 2015 gracias a un fallo del Consejo de Estado que dejó en firme la extinción del derecho de dominio privado sobre un predio rural que en su momento era un terreno ocupado por la Universidad del Cauca y que se encontraba en litigio desde el año 99, cuando el Consejo Comunitario presentó la solicitud de titulación colectiva al Incoder.

Fue así como el Incoder logró titular a la comunidad del Río Naya 177.817 hectáreas que corresponden a 103 mil hectáreas que nunca salieron del dominio del Estado y que por lo tanto eran baldías, más las 97.223 hectáreas de la extinción de dominio de la Universidad de Cauca.

Las más de 4 mil familias afro descendientes organizadas en el Consejo Comunitario del río Naya, se encuentran ubicadas en los municipios de Buenaventura (Valle del Cauca) y López de Micay (Cauca) y actualmente cuentan con 64 veredas, integradas por 4.551 grupos familiares, representados en 16.782 personas.

Su principal actividad económica está relacionada con labores de minería, agricultura, pesca, caza y en menor escala el jornaleo. Y sus labores productivas están asociadas a la agricultura tradicional, donde se destaca el cultivo de chontaduro, papa china, fruto del árbol de pan, plátano, yuca, banano, banano bocadillo, borojó, cacao, naranja, caña de azúcar y otros productos de pancoger.

Ultimas noticias

Indicadores económicos

  • Dólar
    $ 2.919,01
    Bajo
  • Euro
    $ 3.241,00
    Bajo
  • Petróleo
    US$ 50,61 barril
    Subió
  • Café
    $ 815.000 carga
    Bajo
  • Cacao
    US$ 3.034 tonelada
    Subió
El Campo Interactua