Para el gobierno Santos la situación del agro ha mejorado

agricultores

Mientras que los productores y sus agremiaciones hablan de crisis en el agro, el gobierno por medio del Dane dice que las cosas están mejor.

Así se desprende de las conclusiones presentadas por el Director del Departamento Administrativo Nacional de Estadística-DANE, Mauricio Perfetti del Corral, durante la presentación del avance del tercer Censo Nacional Agropecuario.

Según el funcionario gubernamental se demuestra que en el área rural dispersa hay un avance importante en aspectos como el aseguramiento de la salud y la educación, así como de la calidad de la vivienda rural. De igual manera se observa una disminución del índice de pobreza en estas áreas rurales.

En el informe entregado se destacaron temas de gran interés como el uso y la cobertura del suelo, las características de las unidades de producción agropecuaria, los factores y sustentabilidad para la producción, las características de la población residente en el rural disperso y las características de los productores.

El director del DANE hizo una breve introducción de algunas consideraciones generales: la cobertura operativa del censo fue del 98,9% cubriendo los 1.101 municipios del país, el archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, 32 departamentos, 20 áreas no municipalizadas, 773 resguardos indígenas, 181 tierras de comunidades negras y 56 parques nacionales naturales.

Del área rural dispersa censada 50,6% tenían bosques naturales, 40,6% uso agropecuario, 7,2% uso no agropecuario y 1,5% desarrollos urbanos. Según el tercer Censo Nacional Agropecuario, el área sembrada con cultivos en el rural disperso de Colombia es del 6,3% lo cual equivale a 7 millones 115 hectáreas. El área destinada a cultivos permanentes ha venido aumentando: pasó de 43,7% en el CNA de 1960, a 52,6% en el CNA de 1970, y a 74,8% en el CNA de 2014. En la actualidad el 15% corresponde a cultivos transitorios.

La forma de tenencia predominante es propia representada con el 71,2% del área agropecuaria censada, conjuntamente esta aumentó con el arrendamiento y disminuyó la aparcería según lo declarado.

El informe estadístico destacó que la capitalización de las UPA, la demanda crediticia y la asistencia técnica fueron bajos entre los productores agropecuarios colombianos.

En cuanto a la demanda de crédito el director Mauricio Perfetti explicó que en el 2013 sólo un 11% de los productores solicitó un crédito agropecuario, pero de ese porcentaje hubo un positivo número de aprobaciones de créditos, situándose en un 89,6%.

Finalmente, en el año 2013 solo los productores del 9,6% de las UPA recibieron asistencia o asesoría técnica para el desarrollo de las actividades agropecuarias y, un 65,5% de esta asistencia se centró en productores con UPA donde la producción era menor a 5 hectáreas.

Según el avance de resultados, tres cuartas partes de las UPA realizaron prácticas de conservación de suelos y cerca de la mitad no protegió las fuentes de agua. Las UPA que protegieron las fuentes naturales de agua lo hicieron principalmente con conservación de la vegetación en un 68,7%.

El informe estadístico revelado por el director del DANE mostró que la calidad de la vivienda, mejoró en cuanto al material de las paredes y los pisos respecto al Censo de 2005.

El tercer Censo encontró que 20% de la población entre los 5 y 16 años no asistió a ninguna institución como jardín de preescolar, escuela, colegio o universidad en 2014, comparado con el Censo de 2005, en donde el 26% de esta población no asistía.

Con respecto al cuidado de la población menor de 5 años se informó que el 73% de ellos permanece con sus padres en la casa o en el trabajo o al cuidado de otra persona. Solo un 16% asiste a un jardín.

Ahora bien, con respecto a la población entre 17 y 24 años se observó que aumentó el porcentaje de personas que asiste a alguna institución educativa. De un 15,3% en el censo del 2005 se pasó a un 25,4% en el 3er CNA del 2014. Es decir que se reduce el porcentaje de personas sin acceso a la educación de un 84,7% en el 2005 a un 72,6% en el 2014.

Por otra parte se reveló que el 11,5% de la población del campo mayor a 15 años no sabe leer ni escribir, frente a un 18,8% de la población que no sabía leer ni escribir para el censo del 2005, disminuyendo de una manera importante el índice de analfabetismo en estas áreas rurales.

Según este avance, el índice de pobreza multidimensional (IPM) ajustado disminuyó en el área rural dispersa que para el 2014 alcanzó un 44,7%, comparado con el 73,7% encontrado en el censo del 2005.

Estos porcentajes obedecen a una disminución en las privaciones de los componentes del índice de pobreza multidimensional comparado con el del censo del 2005 en aspectos como el analfabetismo, bajo logro educativo, inasistencia escolar, aseguramiento en salud, acceso a fuentes de suministro de agua, así como material de pisos y paredes exteriores entre otros.

Uno de los aspectos para destacar es que en el área rural dispersa aumentó notoriamente la cobertura en salud para los campesinos, de un 77,2% en el censo del 2005 a un 96,1% de personas afiliadas para el 3er CNA del 2014.

Según la información recolectada en el 3er CNA, de los jefes de hogar que son productores residentes, el 59,7% de hombres, y el 52,3% de mujeres tenían un nivel de educación en básica primaria, siendo este el mayor nivel educativo para cerca de la mitad de los jefes de hogar.

En este avance se evidencia que la población del área rural dispersa es menos joven que la encontrada en el Censo de 2005.

Después de dicho Censo se ha observado que en las zonas rurales dispersas ha aumentado la participación de mujeres como jefes de hogar. De un 18% en el 2005 aumentó a un 27,8% en 2014.

Ultimas noticias

Indicadores económicos

  • Dólar
    $ 2.919,01
    Bajo
  • Euro
    $ 3.241,00
    Bajo
  • Petróleo
    US$ 50,61 barril
    Subió
  • Café
    $ 815.000 carga
    Bajo
  • Cacao
    US$ 3.034 tonelada
    Subió
El Campo Interactua